Imaginemos que un invitado se sienta en el bar con una laptop. Otro invitado se sienta en un cómodo sillón. Un tercer invitado se sienta en una gran mesa comunal.

¿Dónde nos encontramos? ¿En Wework? ¿Hit Coworking? ¿Spaces? Pues no.

Estos tres personajes tienen una cosa en común: han elegido un hotel para realizar su trabajo remoto.

Es una realidad que la pandemia ha cambiado hábitos que dábamos por sentado y también que ha permitido que exploten otras nuevas, de una manera que no habíamos imaginado. ¿Quién previo que el Cowoho se iría imponiendo en los hoteles para realizar el trabajo de manera remota? (en este artículo explico de que se trata)

Para algunos, trabajar desde casa es estresante debido a los niños pequeños, las distracciones hogareñas, las largas horas de trabajo y todo aquello que impide tener una productividad del 100%.

Por esa razón, durante la pandemia, varios hoteleros han ideado paquetes que permiten utilizar sus instalaciones para que los trabajadores remotos realicen sus tareas en un entorno con altos protocolos de higiene y con las comodidades necesarias.

¿Por qué el hotel es un buen punto de encuentro para el trabajo remoto?

Si bien los hoteles tradicionalmente brindan alojamiento durante la noche a los viajeros, pueden atraer a diferentes clientes promocionándose como lugares de trabajo seguros, libres de distracciones y dedicados para quienes trabajan desde casa y necesitan romper el ciclo del stress. Algunas ventajas que encontramos son las siguientes:

Mucho espacio adaptable. Desde salas privadas hasta salas de reuniones y eventos o espacios compartidos y áreas comunes, los hoteles ofrecen una variedad de espacios de trabajo adecuados, ya sea para llamadas privadas, coworking o socialización.

Excelentes comodidades en el lugar. Además de proponer áreas de trabajo, los hoteles cuentan con una amplia gama de instalaciones adicionales, desde gimnasios y piscinas hasta restaurantes, bares, clubes e incluso azoteas.

Servicios y acceso las 24 horas. A diferencia de las oficinas o los espacios de trabajo compartido que están cerrados por la noche y los fines de semana, los hoteles están abiertos las 24 horas, los 7 días de la semana, para adaptarse a diversos estilos de trabajo y necesidades.

Máxima flexibilidad. Un atractivo indiscutible es que los hoteles no exigen obligaciones a largo plazo, arrendamientos ni costosas garantías y, en cambio, ofrecen flexibilidad en el día a día para el alquiler de espacios de trabajo.

Una grata experiencia de hospitalidad. Los servicios personalizados de alta calidad y la creación de entornos y experiencias agradables para los huéspedes están en el ADN de la industria hotelera.

¿Qué le piden a un Hotel?

Recientemente realicé una encuesta en LinkedIn preguntando: “Si consideraras trabajar de manera remota en un hotel ¿Qué es lo que buscarías en primer lugar?”. Participaron 421 personas y lo que ganó por amplia mayoría es la “Velocidad de Internet” con un 63%.

Para que el hotel sea elegido para trabajar de manera remota, sí o sí hay 4 requisitos que se deben cumplir.

Velocidad de Internet. Esto es lo primero que demanda un trabajador remoto: el omnipresente WiFi. Las Video llamadas vinieron para quedarse y por esa razón se necesita un gran ancho de banda que permita tener una comunicación fluida y sin interrupciones.

Quietud. Lo segundo que se requiere es un lugar libre de distracciones, que permita tener una gran productividad. Esto será muy apreciado especialmente por  aquellos que son padres de niños pequeños. Para los trabajadores remotos, poder concentrarse mientras se trabaja es muy importante.

Comodidad. Aunque no lo parezca, el mobiliario es fundamental. Las mesas y sillas deben estar preparadas para largas horas de trabajo. Si nuestro equipamiento es ergonómico logrará que quieran regresar una y otra vez a trabajar al hotel.

Conexiones. Querer trabajar en un lugar donde no hay enchufes es una odisea. Por eso los hoteles deben contar con tomacorrientes, enchufes USB e impresoras que permitan que no se extrañe la oficina.

Los retos que siguen

Hoy ya no es extraño escuchar de “workations” o de “nómades digitales”. El teletrabajo permite trabajar literalmente desde cualquier parte del mundo.

Si queremos aprovechar esa ola, será necesario renovar nuestros hoteles para permitir que este segmento tan particular del mercado se instale en nuestros hoteles para realizar su trabajo remoto. Nada impide que hoy se pueda tener una videollamada laboral mirando el mar, las montañas o el skyline de una gran ciudad.

¿Continuará así luego de la pandemia?

No lo sabemos al 100%, pero con seguridad muchos le habrán tomado el “gustito” a este estilo de trabajo y lo continuarán practicando… en especial los Millennials y Centennials.

1

¿Está tu hotel preparado para recibir a este público? ¿Necesitas que un experto te asesore en un proceso de renovación? Envíame un correo a dsoria@danielsoria.pe para comenzar a trabajar juntos y así hacer fácil lo difícil.

2

¿Conoces el beneficio impositivo por desarrollar hoteles? En este post te explico de que se trata